Tiempo de Lectura: 5 minutos

Con este título reconfortante al cual nos gustaría creer, la nueva serie creada y dirigida por Diego Luna y producida por La Corriente del Golfo (1), viene a replantear el modelo familiar tal como nos ha sido inculcado en la educación tradicional.

Entre drama y comedia, casi tragicomedia, la trama reflexiona sobre la idea de familia y las relaciones humanas en nuestra época. Se centra en la historia de un núcleo familiar en crisis, compuesto por Julia (la madre), Ruy (el padre) y su hija (Andrea). Sin embargo, desde el inicio nos damos cuenta que esxs protagonistas no evolucionan solxs y mucha importancia está dada a las otras personas que les rodean, en su manera de aconsejarlxs, escucharlxs, influenciarlxs.

En unos tiempos donde todo está cambiando como nuestra relación al otro y al mundo, la familia también se ve afectada. Y esta institución, de las más antiguas, no escapa a la necesidad de reinventarla.

Repensar el matrimonio

“Felices para siempre es una mentira”, “El matrimonio, al institucionalizar el amor, lo mató”, “¿A quién más le pareció «buenísima idea» validar su amor con un contrato?”, “Para cárcel mi matrimonio, esto qué?”, con esas frases fuertes que escuchamos a lo largo de los episodios, no queda duda que la institución “sagrada” no es el camino para la felicidad, o por lo menos no tal cual como suelen presentarnosla.
Con un padre tres veces divorciado, una nana más feliz con el esposo en la cárcel, una suegra soltera, el entorno de los personajes principales, reflejo de una familia actual cualquiera, muestra que la fuente de la felicidad es variada. 

Vivimos en una sociedad donde suelen repetirnos dos constancias : el trabajo es tu salvación, la familia va primero. Pero a qué costo se supone que debemos cumplir estas expectativas ?
Estamos muy atadxs a la idea de hacer perdurar una relación, y socialmente nos ha enseñado que todo es para siempre y que la eternidad es posible.
La realidad es que la vida nos pone siempre a prueba, como individuo, como pareja, como familia. Y lo que existió ayer muy rápidamente puede desaparecer mañana.
Y es justo ahí la potencia de lxs actores que expresan el profundo y difícil cuestionamiento que atraviesan…

Ninguna pareja es perfecta, pero se trata de adaptarse
a pesar que no siempre sea fácil, de hacer lo correcto para sí mismo y no en función de lo que podrán decir lxs demás o lo que el sistema nos acostumbra a asimilar.
Las mismas relaciones humanas no son perfectas, ya que estamos siempre en movimientos y sujetxs a cambios. Se transforman, se reconsideran, se reinventan, y no siempre toman en cuenta o cumplen con nuestras expectativas. Por más buenas que sean nuestras intenciones, no siempre vamos a poder resolver todo y tocará asimilar que las cosas cambian, por bien o por mal, y que no todo dura para siempre. Es algo que nos parece muy difícil de asimilar porque esta visto como un fracaso. El no haber podido “salvar” una relación, cueste lo que cueste, esta percibido como una falta de empeño. Eso, más el dolor provocado por una ruptura, muchas veces nos impide poder superar esta etapa y arrastramos con nosotrxs un peso emocional muy grande. En estos casos, se vuelve muy difícil reconstruirse. Aprender a despedirse, pasar página, sanar y luchar para que todo esté bien, es de la mayor enseñanza para vivir relaciones más armónicas.

La familia es la posibilidad para crear relaciones, pero no necesariamente se debe hacer como se ha hecho siempre.
Si integramos esta nueva perspectiva, en nuestra educación y cultura, seguro que las decepciones serán menudas.

«Toda nuestra vida nos bombardean con ideales absurdos de relaciones imposibles y casi eternas, parejas para toda la vida y compromisos irrenunciables, pero nadie nos enseña a despedirnos, a decir adiós.», Diego Luna

Desconstruir el machismo

Escritura inclusive, denuncias de acosos sexuales en la era post metoo, seximo, intolerancia, la serie evoluciona con su tiempo y es un elemento muy importante.
Sin caer en clichés, cuestiona los roles de género y el papel que juegan en la construcción de las relaciones pero también en la educación de lxs ninxs.
Nos liberamos de los esquemas tradicionales que encierran a cada género en una caja hermética. Así es, con mucha intriga, que descubrimos que la nana en su comunidad es una líder local y nada menos que la capitana del equipo de fútbol.
Se busca denunciar la cultura dominante, los mandatos de género y los que definen una “buena pareja”, para apuntar a más libertad en cuanto a manejar su vida personal y actuar frente a los cambios.

Vivir feliz, vivir libre

El amor tiene tantas caras, no es fácil manejar el día a día, y el ejercicio se vuelve peor cuando está sometido a las exigencias y las “buenas costumbres” de la sociedad. 

Más que ser una historia sobre el amor y desamor, esta serie propone reflexionar sobre las relaciones modernas y desidealiza la pareja perfecta, el amor romántico, la consecución de un ideal de matrimonio, o las relaciones monógamas.
Con historias de personas LGBTQIA+ y tríos amorosos, la visión del amor y de las relaciones es múltiple, sin que una prevalezca sobre la otra.
Se propone abrir nuevas posibilidades, soñar con otras realidades, distintas a las tradicionales, donde se pueda (con)vivir de mejor manera, en armonía y respetuosamente, respetando la singularidad de cada unx. Muestra también que no se debe tener miedo a mover convenciones, que muchas veces es una vía para realizarse y desarrollarse con más serenidad. 

La serie narra con mucha clarividencia situaciones cotidianas, que por ser comunes no dejan de ser menos complicadas.
En adecuación con los problemas y desafíos actuales, ofrece una mirada reflexiva con gran diversidad de ideas y emociones, y unos personajes enteros, llenos de humanidad.
Grabada en plena pandemia, esta ficción evoluciona en un mundo muy contemporáneo, donde no se esconde la confusión que nos generó el inicio del covid o las trabas de una ciudad tan urbanizada como es la Ciudad de México. 

Todo va a estar bien, es lo que nos gusta pensar para tranquilizarnos. Ojalá fuese cierto, pero la vida nos recuerda en muchas ocasiones que nada es tan fácil. Y aunque todo no saldrá bien, se trata de encontrar su camino en la imperfección, ya que cuestionarse es una oportunidad maravillosa para replantearse y aprender a crecer.

 

La serie está disponible en Netflix, desde el 20 de agosto

 

(1) La Corriente del Golfo es una casa productora basada en México y fundada por Diego Luna y Gael García Bernal, enfocada en cine, series, teatro y podcasts.
https://lacorrientedelgolfo.net/ 

2
Laëtitia Buscaylet

Viajera del mundo, francesa de nacionalidad, latina de corazón. Curiosa, epicúrea y en eterno cuestionamiento. Militante política y social contra las injusticias y desigualdades. Apasionada por el cine y la danza, fotógrafa aficionada.

Dejar un comentario