Tiempo de Lectura: 3 minutos

Dicen que luego de una semana de evasiones masivas al metro de Santiago, un 18 de octubre “Chile despertó”. Aquellas alzas al pasaje, alimentaron una rabia impredecible en el tiempo, pero cierta y expansiva. Una bomba que ese viernes primaveral remeció en el fin mundo, sacudiendo el espejismo del oasis latinoamericano, acrecentando la llama, gracias a un salto al  torniquete. (Extracto de Capítulo. 1 – Salto al Torniquete)


Difícil poner en reflexión aquello que hemos vivido y darle espacio a la construcción de memoria popular en un momento en que seguimos viviendo tanta violencia estatal. La creación de
Huellas Sonoras, un trabajo de documentales radiales que en su primera temporada aborda lo que ha sido la revuelta en Chile, viene a poner en ejercicio la disputa de los imaginarios sobre lo acontecido desde el 18 de octubre en adelante. 

Durante cuatro cápsulas sonoras se abordan distintos elementos y momentos políticos que acontecieron posterior al estallido; la resistencia, la organización territorial, el rol de los medios independientes, la disputa cultural y las víctimas de este periodo, complementándose con material de archivos, melodías y poética que crean la atmósfera para los relatos.

 


Primera cápsula de la temporada: «Salto al torniquete»


“Voces de la revuelta”,
como nombramos a la compilación de este primer trabajo, surge desde la necesidad por devolvernos la fuerza -en medio de una pandemia- y darnos vigor a nuestra autoestima política, sentir esencial para seguir poniendo los pies en la calle y el cuerpo a la lucha, ya que, generalmente, los medios masivos de comunicación o la historia oficial nos dejan como los “vencidos”, “vándalos” o “terroristas”, desacreditando toda una experiencia de lo vivido, como de la energía y el  tiempo puesto en ello. 

Se puede encontrar en todo este recorrido radial una polifonía transgeneracional y que recorre distintas regiones del país, lo que se distingue fácilmente para quien está presente en la escucha, algo que comúnmente no logramos tener, ya que de alguna manera hoy la mayor parte de la comunicación se pone a disposición como un bien de consumo y no un momento de prestar atención a lo que la otra persona me está intentando decir.

Desde ello, el formato escogido viene a poner en relevancia este preciado momento, en donde creemos que es posible generar colectividad y hacer de la memoria un ejercicio vivo y popular, ya que las personas entrevistadas podría ser cualquiera de nosotres sin tener que contar con algún título, sino con la experiencia de su paso por la revuelta.


Además, tras los cientos de casos de lesiones oculares y sobre todo la brutal represión ejercida contra
Fabiola Campillay y Gustavo Gatica dieron razón y sentido a que el trabajo debía ser puesto en formato sonoro y que hubo una dedicatoria especial para ellxs en todo este caminar. 

A modo de cierre, la propuesta de Huellas Sonoras viene desde la sentida base de que hacer memoria popular es aquella que en su práctica devuelva justicia y dignidad a su pueblo.

1
Huellas Sonoras

Huellas Sonoras es un proyecto autogestionado de libre difusión que pone a disposición las herramientas de la comunicación para el ejercicio y construcción de memorias populares, abordando temas e hitos desde las voces de quienes han  vivido los acontecimientos marcados por ser la "historia no oficial" a través de documentales sonoros.

Dejar un comentario